Árbol dragón

Descripción. El nombre de este árbol hermoso tiene orígenes míticos ya que Hércules, para completar los 11trabajos que le fueron encomendados, tuvo que devolver tres manzanas de oro del jardín de Hespérides, que estaba custodiado por Landon, el dragón de cien cabezas. Hércules mató a Landon y su sangre fluyó sobre la tierra, haciendo que brotaran de ella estos árboles con forma de dragón. Si se hace un corte en el tronco de dicho árbol, emana una savia roja conocida como la sangre del dragón.
Sus troncos son largos y delgados, mientras que sus hojas son espinosas. Las flores son de color blanco verdoso y tienen un olor dulce. Las bayas tienen un color entre naranja y marrón, son un poco más pequeñas que una cereza y están cubiertas de una sustancia roja, resinosa y de sabor dulce. El árbol de dragón puede alcanzar un tamaño de 6 a 9 metros y sus hojas alcanzan una longitud entre 50 y 60 cm. Otros nombres con los que se le conoce son árbol sangre de dragón y dragón de Canarias.

Reino: Plantas
Phylum: Traqueófitas
Clasificación: Liliopsida
Orden: Liliales
Familia: Dracaenaceae
Género: Dracaena


arbol dragon

Biología. El árbol de dragón presenta un crecimiento extremadamente lento, tarda de 8 a 11 años para llegar a sólo 2 o 3 pies de altura, que es cuando empieza a florecer. La floración se produce casi simultáneamente en todas las Islas Canarias, ocurriendo sólo cada 15 años. La floración hace que crezcan nuevas ramas y por tanto el árbol aumente su tamaño. Se estima que el individuo más antiguo tiene más de 650 años de edad. Un dato curioso sobre este árbol es que su savia  se utiliza como colorante para barnices, pastas de dientes, tinturas y yesos.
Distribución. Las poblaciones de este árbol, formadas por unos cientos de individuos se encuentran en cinco de las siete islas Canarias, además de escasas representaciones en la isla de Madeira, Portugal y Cabo Verde, Marruecos. También se dice que existen entre 50 y 80 árboles aproximadamente en las Islas Azores, particularmente en Ilha das Flores.
Hábitat. El árbol dragón habita generalmente en los bosques secos. En Madeira y en las Azores, la planta crece en escarpados acantilados de la costa, por lo general por debajo de la altitud de 200 m. En Canarias, se puede encontrar en acantilados inaccesibles desde 100 hasta 600 m de altitud, y en Marruecos y Cabo Verde crece en zonas montañosas.

 

Estado. Está clasificado como Vulnerable (VU A1abcde) en la Lista Roja de la UICN 2003 y En Peligro en el Libro Rojo de Cabo Verde.
Amenazas. Esta especie ha sufrido un descenso extremo debido a problemas complejos. Se dice que sus semillas germinaban como resultado de haber pasado por los intestinos de un ave no voladora, que anteriormente había comido dichas semillas, pero después de la extinción de esta ave, estas no suelen germinar exitosamente sin la manipulación humana. Sin embargo, esto sólo es una hipótesis que no ha sido demostrada. En las Azores y en Marruecos existen algunos árboles jóvenes a pesar de la ausencia de semillas manipuladas por el hombre. Una de las amenazas más graves incluye a las ratas introducidas en la zona, que se alimentan de las semillas, además de las cabras y los conejos que se alimentan de las plántulas y las plantas jóvenes, evitando su crecimiento. No se debe pasar por alto que la pérdida de hábitat debido a la agricultura y los incendios también ha contribuido a la disminución de su población.

Conservación. El cultivo de esta especie está muy extendido en todo el mundo, pero si se habla de garantizar su supervivencia en el hábitat natural, entonces habría mucho por hacer en cuanto a la ejecución de planes de conservación a través de la educación y creación de una red de áreas protegidas.


libro-bio1¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos. ¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!