Conservación de los arrecifes de coral

¿Qué es un coral?  Los corales son realmente diminutos animales de cuerpo blando que pertenecen al mismo grupo que las medusas y las anémonas de mar, los cnidarios. Un individuo coral se conoce como un pólipo, puede vivir solo, pero por lo general los pólipos viven en colonias formadas por cientos y cientos de miles de individuos.

Los corales se dividen en dos grupos principales: los corales blandos y corales duros. Los corales duros, también conocidos como los corales formadores de arrecifes, son el tipo más conocido de coral, ya que forman los arrecifes grandes y coloridos que se encuentran en aguas claras y tropicales. Existen más de 800 especies conocidas de este tipo de coral.

arrecife de coral¿Cómo se forman los arrecifes de coral?  Los pólipos de los corales formadores de arrecifes cuentan con un esqueleto fuerte, de carbonato de calcio (piedra caliza), que se adhiere a una roca en el fondo del mar. Los pólipos de coral pueden dividirse en miles de clones que son genéticamente idénticos entre sí. Los arrecifes se empiezan a formar a partir de los esqueletos duros de los pólipos vivos y de los pólipos muertos, dando esa apariencia de una gran colonia de cemento.

A medida que una colonia de coral crece, tras el paso de miles de años, se une con otras colonias y se convierten en un arrecife. Los arrecifes tropicales pueden crecer a un ritmo de 1 a 100 centímetros por año y pueden formar estructuras enormes en períodos muy largos de tiempo, por lo que son considerados como los sistemas vivos más grandes y antiguos de la Tierra. Algunos de los arrecifes de coral que existen en la actualidad comenzaron a crecer hace más de 50 millones de años.

¿Cómo se alimentan los corales?  Los pólipos de los corales formadores de arrecifes tienen una relación simbiótica con ciertas algas unicelulares, llamadas zooxantelas. Esta relación beneficia tanto a las algas como al coral. Las zooxantelas viven dentro de los tejidos del coral y capturan la energía del sol a través de la fotosíntesis, proporcionando así los alimentos para el coral. Hasta el 90% de los nutrientes que obtiene un coral ocurre de esta forma. A cambio, el coral les proporciona protección, acceso a la luz solar y los nutrientes del plancton que es capturado por los pólipos.

Al igual que las medusas y las anémonas, los pólipos de coral también tienen tentáculos urticantes que utilizan para atrapar comida. Los corales se alimentan principalmente de noche, extendiendo los tentáculos en el agua corriente para atrapar el plancton, las pequeñas partículas de alimentos e incluso a veces peces muy pequeños.

¿Dónde se encuentran los arrecifes de coral?  Los corales necesitan agua salada para sobrevivir y se encuentran en todos los océanos, desde las aguas frías y profundas hasta zonas de aguas poco profundas tropicales.
Los corales más familiares y conocidos, los corales formadores de arrecifes, provienen de regiones tropicales. Crecen mejor en aguas cálidas, claras y poco profundas, donde la luz solar es capaz de filtrarse a través del agua para llegar a las algas simbióticas que viven dentro de sus tejidos.

¿Por qué los arrecifes de coral son importantes para la biodiversidad?  Los arrecifes de coral se encuentran entre los ecosistemas más valiosos del planeta, formando hábitats masivos y complejos para otras especies. Aunque los arrecifes de coral cubren menos del 1% del fondo del océano, el número de especies que viven dentro, sobre y alrededor de ellos rivaliza incluso con los bosques tropicales más diversos, incluyendo la selva amazónica en Brasil. Los arrecifes de coral son a veces apodados como los bosques tropicales de los océanos debido a su biodiversidad asombrosamente rica, ya que constituyen el hogar de un estimado de 2 millones de especies.

Además, estos ecosistemas tropicales de arrecifes de coral son también importantes para la salud humana y su bienestar. Los arrecifes son vitales para las actividades de pesquería en todo el mundo, formando criaderos de aproximadamente una cuarta parte de los peces de los océanos, proporcionando una fuente de ingresos para las comunidades locales, así como las empresas pesqueras nacionales e internacionales.

En las zonas costeras, los arrecifes de coral son una importante barrera natural contra las olas, huracanes, tifones e incluso tsunamis, ayudando a prevenir la erosión costera y las inundaciones. Por otra parte, la belleza y la diversidad de los arrecifes de coral son importantes atractivos turísticos que ayudan a generar ingresos y crear empleos para las comunidades locales. También se conoce que están reportando gran importancia en el campo de la medicina, debido a que varios organismos que habitan en los arrecifes de coral ya están siendo utilizados en tratamientos para enfermedades como el cáncer y el VIH.

¿Por qué los arrecifes de coral están en peligro?  Los arrecifes de coral están cada vez más amenazados y los científicos estiman que las amenazas a las que están expuestos estos ecosistemas delicados, que incluyen el cambio climático, la contaminación, la pesca excesiva y la sedimentación, podría derivar en la pérdida de un tercio de los arrecifes del mundo dentro de los próximos 30 años.

El cambio climático ha sido identificado como una de las grandes amenazas globales para los arrecifes de coral. El aumento de la temperatura del mar provoca que ocurra un proceso conocido como blanqueamiento del coral, mediante el cual los corales pierden sus zooxantelas simbióticas debido a que el estrés de estar expuestas a temperaturas extremas, es cada vez más frecuente. Eventos como este causan la muerte de muchos corales, pues ya no pueden obtener suficientes nutrientes y comienzan a morir de hambre. Los arrecifes de coral que sufren blanqueamiento pueden demorar años o incluso décadas para recuperarse. El cambio climático también provoca un efecto llamado acidificación de los océanos, a través de una mayor absorción de dióxido de carbono por los océanos, alterando la química del agua. A medida que los océanos se vuelven más ácidos, se reduce la capacidad de los corales para construir sus esqueletos calcáreos.

Conservación de los corales. Los ecosistemas de arrecifes de coral están amenazados en todo el mundo. Como resultado, muchos programas de conservación marina han sido desarrollados por organizaciones conservacionistas, que tienen como objetivo el estudio y la conservación de los arrecifes de coral. Algunas de estas organizaciones trabajan a nivel local, mientras que otras han desarrollado iniciativas globales como el Reef Check y la Iniciativa Internacional de los Arrecifes de Coral, permitiendo a los científicos compartir y comparar los datos que recogen.


Este proceso de conservación en particular es complejo, no es fácil lograr la integración de diferentes enfoques para manejar la conservación, teniendo en cuenta todos los aspectos de los ecosistemas de coral, así como las necesidades de las personas y las comunidades que dependen de sus recursos. La educación, la divulgación y la comunidad son a menudo un componente clave de los programas de conservación y pueden ayudar a reducir el número de amenazas, como la pesca excesiva y la contaminación del suelo.

Las Áreas Marinas Protegidas (AMPs) son una de las maneras más eficaces para proteger y restaurar los ecosistemas de arrecifes de coral, sobre todo cuando se utilizan en combinación con la conservación adicional y estrategias de gestión.  Investigar y monitorear los arrecifes de coral es también de vital importancia para asegurar que los arrecifes de todo el mundo estén sanos. Iniciativas como el NOAA Coral Reef Watch (CRW) utilizan datos satelitales sobre la temperatura superficial del mar para alertar a los científicos, los gestores de la conservación y tomadores de decisiones en torno a esta labor, acerca del riesgo de decoloración de los corales, e incluso están utilizando nuevas tecnologías para predecir futuros eventos de blanqueamiento de corales antes de que ocurran.

libro-bio1¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos. ¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!