Desierto

El desierto es un bioma extremadamente caliente y seco, se encuentran en las latitudes bajas, entre el trópico de Cáncer y el Trópico de Capricornio. Ocurren vientos suaves a menudo, que evaporan cualquier tipo de humedad que normalmente pueda desarrollarse. El calor es seco y hace que sea difícil para muchos tipos de plantas o animales poder sobrevivir en estos biomas. Aproximadamente el 20% de la Tierra entra en esta categoría.

Desiertos del mundo

Algunos de los biomas del desierto son extremadamente grandes. Por ejemplo, el desierto del Sahara en África tiene más de 3,5 millones de kilómetros cuadrados de tamaño. Otros son extremadamente secos, por ejemplo, el desierto de Atacama en Chile, un lugar que recibe alrededor de ½ pulgada de precipitación anual, nunca llueve, la precipitación viene de la niebla.

Para aprender más sobre los diferentes biomas vea: Tipos de biomas .

desierto

El clima del desierto es de 32 ° F por la noche y 113 ° F en el día.
Las plantas predominantes son los cactus, arbustos, Cardón, Árbol del camello y saguaro.
Los animales más abundantes son las serpientes, lagartos, tarántulas, dingos, puercoespines y coyotes.
Ubicación: América del Norte y del Sur, África, Asia y Australia.

El bioma del desierto posee dos extremos que los hacen extremadamente difícil para que la vida pueda sobrevivir, en primer lugar, es extremadamente caliente y segundo, es extremadamente seco. La mayoría de las personas no se dan cuenta, sin embargo, que pueden llegar a ser muy fríos cuando se pone el sol. Esto se debe a que existen muy pocos árboles u otros elementos que puedan retener el calor. Los cambios en las temperaturas pueden ser muy duros para un ser humano, por lo que puede ser muy peligroso explorar el desierto por su cuenta.

Uno de los biomas desérticos más famosos es el Valle de la Muerte, en el desierto de Mojave , en los Estados Unidos. Se extiende a través de tres estados, Arizona, Nevada y California, unos 25.000 kilómetros cuadrados de arena a la vista del observador.

Muchos de los biomas desérticos pueden pasar varios años seguidos sin precipitaciones. Esto dependerá de su ubicación exacta, ya que existe un poco de diferencia si tenemos en cuenta las condiciones en estos ambientes.

Características del bioma desértico. Un desierto es un bioma que recibe menos de 10 pulgadas de precipitación anual. Algunas personas no se dan cuenta que el desierto puede ser extremadamente caliente durante el día, pero muy frío por la noche, tales cambios bruscos de temperatura entre el día y la noche puede hacer que sea muy difícil para los seres vivos desarrollarse con éxito en este entorno.

Muchos de los biomas desérticos se forman en zonas no demasiado lejos de las montañas. Los científicos creen que son el resultado de una sombra de lluvia.

Fauna del desierto. Existen números limitados de plantas y animales que son capaces de vivir en el desierto. Los que viven en este bioma han aprendido a adaptarse a las temperaturas y a sobrevivir con muy poca agua y comida. La mayoría de los animales que viven en el bioma de desierto son nocturnos. Esto significa que duermen durante el calor del día y están activos durante la noche, cuando el sol se pone. Los animales del desierto no necesitan alimentarse demasiado a menudo, por lo que la mayoría de ellos son muy pequeños, asimismo, no necesitan encontrar agua en forma independiente, y obtienen el agua que necesitan de sus fuentes de alimento. Las hormigas son muy abundantes en el desierto, crean túneles subterráneos donde pueden mantenerse al margen del calor extremo.

Variedad de roedores, como ratones y musarañas viven en estas condiciones también. El bioma desértico es también el lugar donde se encuentra la tarántula, estas arañas son muy peligrosas y no parece importarles las duras condiciones. Animales de tamaño mediano en este bioma incluyen conejos, serpientes de cascabel y puercoespines.

Por supuesto que existen animales más grandes en el desierto, y que son capaces de alimentarse de los pequeños, no se sorprenda si se encuentra pumasgatos monteses y dingos. En varias áreas del desierto viven ciervos, también puede encontrar camellos.

Una de las criaturas que prosperan en este tipo de bioma es el monstruo de gila, un tipo muy agresivo de lagarto. Se alimenta de huevos y pequeños mamíferos, esta criatura necesita que el calor de su cuerpo se mantenga regulado. Puede ser activo tanto durante el día como la noche, son muy peligrosos para los seres humanos debido al veneno tóxico que producen cuando muerden.

Flora del desierto. A fin de que todas las plantas puedan sobrevivir en el desierto, deben ser capaces de recoger y almacenar el agua presente. También deben ser capaces de reducir la evaporación del agua de sus troncos y hojas. El cactus es la primera planta que pensamos al imaginar un desierto, el diseño de esta planta les permita retener la humedad que almacenan.

Las hojas duras les posibilitan manejar los cambios bruscos de temperatura entre día y noche, el cactus también tiene una textura peluda, que ayuda a estas plantas a reflejar el calor del sol. Es por eso que son capaces de soportar tan alto nivel de calor sin sufrir daños.

En las Islas Canarias se encuentra el Drago, el único bioma donde esta planta crece. Tiene un tronco largo y hojas anchas muy duras, puede crear una sabia de color rojo oscuro. La planta de aloe también se encuentra en estos biomas, y siempre ha sido un tipo de planta muy importante para la medicina natural. Ayuda a calmar las quemaduras y promueve la curación.

Calentamiento global. El futuro para el bioma desértico preocupa a muchos. Temas como el calentamiento global continúan causando cambios en el patrón natural de comportamiento del clima. El desierto es ya extremadamente seco y caluroso, si las temperaturas siguen aumentando, entonces podría haber problemas para las plantas y los animales que viven allí.

Cuando combinas eso con la posibilidad de calor adicional se reduce la ya baja cantidad de precipitaciones, esto podría desencadenar un desastre. Estas plantas y animales ya sobreviven con tan poco, que sería casi imposible que sean capaces de continuar sobreviviendo en un entorno con incluso menos. Existen proyecciones que indican que la diversidad de plantas y animales en el desierto se reducirá en al menos un 15% en los próximos 50 años.

Share via email