Especies en peligro de extinción

Nuestro planeta es el hogar de numerosas especies de plantas y animales, cada una en su propio hábitat. A lo largo de los siglos, la naturaleza ha tratado de dotarnos con un equilibrio sorprendente para que coexistamos y ninguno de nosotros desaparezca. Lamentablemente, cada vez son más las especies que están amenazadas o en peligro de extinción. La mayoría de las veces el hombre no se da cuenta de ello hasta que es demasiado tarde y difícil de revertir el daño.

Puedes profundizar:

Las especies que están desapareciendo se clasifican en dos grupos, las que están en peligro o las amenazadas. Una “especie en peligro de extinción” es una planta o animal que está en peligro de desaparecer en su totalidad o en la mayor parte donde habita, es decir, en su área de distribución. Una especie se añade a la lista de especies amenazadas cuando su supervivencia está en peligro o amenazada por varios factores, ya sean de origen humano o natural.

Caballo de Przewalski

Algunas de las cuestiones más comunes que amenazan o ponen en peligro a las especies son la pérdida de hábitat, la caza indiscriminada por el hombre o los depredadores, y las enfermedades. Después que una planta o animal se encuentra en la lista de especies en peligro o amenazadas debe ser bien protegida por el hombre, con la ayuda de leyes e instituciones involucradas.

Biodiversidad: ¿quién está ahí fuera?

La biodiversidad no es sólo la cantidad de animales y plantas que existen, también incluye los diferentes tipos de especies que podemos encontrar. Cada hábitat, desde las selvas tropicales hasta los desiertos, los pastizales o las regiones polares, posee diferentes tipos de animales, plantas, hongos, entre otras criaturas.

La biodiversidad es importante. Todo ser vivo u organismo en un ecosistema, tanto si se trata de un elefante gigante o una bacteria diminuta, cada especie tiene una función para mantener el equilibrio de la naturaleza. Muchos seres vivos comparten una misma función en su ecosistema, por ejemplo, en todos los ecosistemas existen muchos tipos de depredadores, no sólo uno. De esa forma ninguna tarea queda desierta en caso de muerte por  sequía, enfermedades, inundaciones o incendios.

Este complejo tejido de la vida en común se ha formado y evolucionado durante un largo período de tiempo. Incluso las bacterias más pequeñas que viven en el suelo juega juegan su papel. Cuando las especies comienzan a desaparecer de un ecosistema, esto aumenta las posibilidades de que todo el ecosistema pierda el equilibrio y colapse.

Un ejemplo del peligro que encierra perder la biodiversidad de especies se puede observar en muchos cultivos agrícolas, como el maíz moderno. Pondremos un ejemplo ocurrido en Estados Unidos, donde los agricultores de varias generaciones cultivaron únicamente las cepas de un maíz dulce de mejor sabor, año tras año, dando origen al desarrollo de un “monocultivo.” Esto parecía muy efectivo, a las personas les gustaba comer este maíz y por tanto no había necesidad de mantener otras cepas diferentes. Entonces ocurrió algo lamentable, una enfermedad llamada carbón del maíz atacó las cosechas y como el maíz había sido cultivado muy específicamente para obtener características de sabor, tenía poca resistencia al hongo. Como resultado todo el maíz fue destruido y no se poseían semillas de un maíz menos dulce y más fuerte. Fue preciso buscar nuevas cepas en otros lugares para recuperar la cosecha de maíz, pero esta vez respetando la diversidad saludable en el cultivo.

¿Qué es una especie en peligro?

Las especies en peligro son aquellas que se consideran en peligro de extinción, significa que hay tan pocos de su tipo que podrían desaparecer por completo del planeta. Las especies amenazadas son vulnerables a factores tales como la pérdida del hábitat, la caza, las enfermedades y el cambio climático. Por lo general, las especies en peligro de extinción, son aquellas cuya población está en declive o en un rango muy limitado.

especies en peligro


La tasa actual de extinción es probablemente mucho mayor que la tasa esperada, existiendo muchas especies que se extinguen antes de ser, incluso descubiertas. Sorprendentemente, las estimaciones actuales indican que un tercio de los anfibios del mundo, una cuarta parte de todos los mamíferos y una de cada ocho aves están en peligro. Las especies en peligro de extinción por lo general tienen una pequeña o en declive población o un rango muy limitado y factores tales como la pérdida de hábitat, la caza, las enfermedades o el cambio climático, podrían hacer que desaparezcan por completo de nuestras vidas.

La alarmante tasa en que las especies están desapareciendo es algo que debería ser un motivo de preocupación para todos nosotros. No sólo añaden belleza y hermosura a la naturaleza, sino que también tienen gran importancia económica global. Una gran diversidad de especies mantiene los ecosistemas esenciales para nuestra existencia ayudando a regular el clima y proporcionando:

  • Aire y agua limpios
  • Alimentos
  • Medicamentos
  • Materiales de construcción y para las confecciones textiles
  • Suelos fértiles

Con tantas especies en peligro de extinción, el proyecto Biopedia está trabajando para ayudar a elevar el perfil público de las especies amenazadas del mundo a través del poder emotivo de películas y fotos relacionadas con la vida silvestre. El proyecto Biopedia espera involucrar a las personas con el mundo natural. Solo tendremos éxito en el rescate de especies en peligro de extinción si las personas llegan a conocer acerca de su difícil situación, importancia y valor que estas tienen para nuestra propia supervivencia.

Estado de conservación. El estado de conservación de una especie indica cuán grande es el riesgo de extinción en un futuro cercano.

El sistema más global e integral que determina el estado de conservación de cada especie es la Lista Roja de la UICN de Especies Amenazadas. Las especies se evalúan de acuerdo con una serie de criterios como es el número de individuos que hay y si este número está en declive. A continuación se colocan en una escala las categorías con que clasifica esta lista:

  • Extinto
  • Extinto en Estado Silvestre
  • Peligro Crítico
  • Peligro de Extinción
  • Vulnerable
  • Casi amenazada
  • Preocupación Menor
  • Datos insuficientes

Cualquier especie que se encuentre en las categorías de Vulnerable, En Peligro o En Peligro Crítico, se considera en peligro de extinción y de las casi 60.000 especies evaluadas hasta ahora, se han clasificado en alguna de estas tres categorías la asombrosa cifra de 20 222 especies, que comprende ejemplos que van desde el majestuoso tigre hasta la enorme almeja gigante.

¿Por qué están en peligro las especies?

Los animales y las plantas se enfrentan a un gran número de amenazas, muchas las cuales se deben al resultado directo de la actividad humana. Algunas de las amenazas más comunes incluyen:

  • Pérdida y fragmentación del hábitat: La población humana en constante expansión requiere constantemente espacio y recursos adicionales. La tierra se despeja para obtener productos como madera y para dar paso a los asentamientos humanos, la agricultura y el transporte.
  • La caza y la pesca furtiva: Una gran variedad de animales han sido cazados o pescados más allá de los niveles sostenibles y ahora se enfrentan a una posible extinción. Especies como el tigre, a menudo cazado como alimento o para utilizar sus partes en la “medicina” tradicional y la moda. Otras especies como el guepardo, han sido perseguidos después de ganar una reputación negativa de ser devoradores del ganado, las cosechas o por representar una amenaza para la seguridad humana.
  • Las especies invasoras: Los seres humanos han introducido especies exóticas (tanto de manera accidental como intencional) a una amplia variedad de hábitats, a menudo con consecuencias devastadoras. Las especies introducidas pueden convertirse en especies nativas altamente adaptables y competitivas por los recursos. Los depredadores introducidos pueden diezmar especies locales que no están adaptadas a evadir la depredación, por ejemplo, las aves que habitan en tierra como el kakapo.
  • El cambio climático: Las sequías, la acidificación de los océanos, la pérdida de hielo marino, el aumento de las tormentas y los fenómenos meteorológicos extremos, pueden poner en peligro la supervivencia de todas las especies. Las especies sedentarias como las plantas o especies especializadas que habitan en rangos pequeños e islas o aquellos con requerimientos específicos de hábitat son particularmente vulnerables.
  • Enfermedades: Las poblaciones pequeñas, especialmente aquellas que están limitadas en términos de diversidad genética, son especialmente vulnerables a las enfermedades. Las enfermedades a menudo se pueden transmitir por animales domésticos o ser introducidos accidentalmente por los seres humanos que viajan desde una zona afectada a una que no había sido expuesta.
  • Comercio y colección de mascotas: Muchos animales y plantas, como la Venus atrapamoscas, han sido tomados de la naturaleza más allá de los niveles sostenibles para venderlos a través del comercio de mascotas o para mantenerlos en colecciones hortícolas privadas.
  • Contaminación: La lluvia ácida, metales pesados, pesticidas, residuos plásticos y el petróleo derramado dañan el medio ambiente y ponen en riesgo las especies. Los productos químicos son especialmente dañinos para las especies que viven en el agua.

¿Qué se está haciendo para ayudar a las especies en peligro de extinción?

La conservación tiene como objetivo proteger el mundo natural y mantener la biodiversidad mediante una cuidadosa conservación y control de los hábitats existentes así como restaurar las zonas que han sido dañadas o degradadas.  La conservación de las especies también puede tener lugar fuera de su hábitat natural. Por ejemplo, el cuidado de un animal en peligro de extinción en cautiverio, como en un zoológico o la preservación de las plantas en peligro de extinción a través de la utilización de los bancos de semillas.

En las áreas donde los humanos y los animales están compitiendo por el espacio o los recursos, especialmente en los países pobres menos desarrollados, es importante que en el trabajo de conservación se tengan en cuenta las necesidades de la población local y se trabaje de conjunto en la protección de sus especies nativas.

Algunas acciones de conservación comúnmente usadas:

  • Conservación del hábitat: La solución ideal es proteger los hábitats antes de que se dañen. Esto se puede lograr a través de la creación de parques nacionales y áreas marinas protegidas pero es importante tener en cuenta que muchas especies grandes requieren extensos territorios y las áreas protegidas designadas pueden no ser lo suficientemente grandes como para sostenerlas.
  • Restauración de hábitats: Cuando un hábitat ya ha sido degradado, en ocasiones es posible restaurarlo mediante el manejo cuidadoso de la tierra, la eliminación de especies invasoras y la reintroducción de especies nativas que se habían perdido en la zona. Algunas especies son criadas en cautiverio o reubicadas en otras áreas para este fin.
  • Conservación fuera del lugar: Muchas especies en peligro de extinción son criados en cautiverio para preservar sus números y en algunos casos es posible reintroducirlos a su hábitat natural. Algunas especies como la rana flecha dorada venenosa, incluso ha sido eliminada deliberadamente en el medio silvestre para protegerla de la propagación de enfermedades y asegurar que una pequeña población sea conservada. Las especies de plantas se cultivan en viveros y son conservadas a través de la utilización de los bancos de semillas.
  • Medidas contra la caza furtiva: En las zonas remotas en ocasiones se emplean guardias para proteger las especies en peligro de extinción tales como el gorila de montaña de los cazadores furtivos. Esta puede ser una manera de involucrar a las comunidades locales en la protección de la vida silvestre, además de proporcionarles algunas oportunidades de empleo.
  • Corredores de vida silvestre: Donde los hábitats han sido fragmentados por divisiones tales como carreteras, zonas urbanas o tierras de cultivo, las poblaciones se aíslan y no son capaces de moverse a través de su área de distribución natural para encontrar recursos suficientes ni parejas. Los corredores de vida silvestre ayudan a conectar fragmentos de hábitat y a mantener la diversidad genética.
  • Leyes y políticas: Algunas especies en peligro de extinción están protegidas por la ley o su comercio está restringido. CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas) es un acuerdo internacional entre gobiernos para asegurar que el comercio de animales silvestres y especímenes de plantas no amenace su supervivencia.

¿Cómo puedes ayudar?

Además de apoyar a las organizaciones de conservación, aquí hay algunos pasos simples que puedes tomar para ayudar a proteger el mundo natural y las especies que en él habitan. He aquí algunas ideas:

  • Reciclar: Ayuda a proteger las selvas tropicales. Al reciclar una tonelada de papel se pueden salvar 17 árboles y preservar el hábitat de una gran cantidad de especies en peligro de extinción.
  • Utiliza menos energía: Un consejo viejo pero bueno, puedes ahorrar dinero y también ayudar al medio ambiente. Por ejemplo, las bombillas de bajo consumo utilizan un 80 por ciento menos de energía que una bombilla normal y producen la misma cantidad de luz.
  • Elije productos sostenibles: Asegúrate de que todos los productos que compras son de origen sostenible, entre ellos los alimentos y el papel.
  • Hacerte escuchar: Petición de cambio. Muchas campañas para ayudar a la vida silvestre están en marcha pero necesitan tu ayuda.
  • Actividades de limpieza: Ofrécete a participar en una actividad de recogida de basura o limpieza de las playas.
  • Involúcrate: Toma parte en estudios de vida silvestre, esta es una fantástica manera de disfrutar del aire libre y descubrir más acerca de la vida silvestre local. Al evaluar qué especies están presentes puedes ayudar a los científicos a planear la mejor manera de protegerlas en el futuro.
  • Da a conocer la noticia: A través del proyecto Biopedia esperamos educar y comprometer a las personas con el mundo natural. Si estás entusiasmado con salvar las especies entonces por qué no animar a tus amigos y familiares para obtener más información, compártenos.
libro-bio1¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos. ¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!