Setas

Todas las setas son hongos, pero no todos los hongos son setas. Para aquellos hongos que las producen, la seta juega un papel similar al de una flor o una fruta en las plantas. Una parte de cada seta madura produce esporas microscópicas, similares al polen o semillas, a veces de numeraciones de miles de millones. El resto del organismo fúngico típicamente vive en el suelo, madera o algún otro material, y se compone de filamentos similares a hilos, conocidos como micelio. El crecimiento y la expansión del micelio a menudo producen círculos de setas o “anillos de hadas.” Un solo micelio puede llegar a ser muy grande, con al menos un caso bien documentado que cubría más de 1.500 acres, en Oregón.

Muchas especies productoras de setas son importantes descomponedores, sobre todo de madera. Estas especies suelen ser relativamente fáciles de cultivar, sin embargo, muchas especies tienen una especial relación simbiótica (micorrizas) con determinadas especies de plantas. A menudo, ni el hongo ni la planta crece sin un compañero de micorrizas.


seta

La mayoría de los hongos que producen setas son miembros de la familia Basidiomycota phylums o Ascomycota. La diferencia técnica entre estos grupos tiene que ver con la forma en que las esporas se desarrollan, que sólo se pueden detectar mediante el uso de un microscopio.

La mayoría de las setas bien conocidas son “basidios”, incluyendo especies ampliamente cultivadas como el champiñón (Agaricus bisporus), varios hongos ostra (género Pleurotus) y shiitake (Lentinula edodes). Populares alimentos silvestres (que también son micorrizas) incluyen los boletus (Boletus edulis y sus familiares) y los rebozuelos (género Cantharellus).

Setas venenosas. La tapa de la muerte (Amanita phalloides) o sus familiares pueden ser mortales si se comen. Existen varias otras especies que pueden ser mortales si se comen, pero todas las especies conocidas se pueden manejar de forma segura. Sin embargo, relativamente pocas especies de hongos son peligrosamente venenosos. Muchas de las especies más comunes, entre ellos el muscaria Amanita, pueden causar dolores de estómago, vómitos o diarrea. Incluso el popular morel es tóxico si se come crudo.

Un número de especies, sobre todo en algunas especies del género Psilocybe, son psicoactivas y pueden causar varios tipos de alucinaciones. Esto se considera un tipo de toxicidad, pero no se sabe si tienen efectos a largo plazo, sin embargo, la posesión de muchas de estas especies es ilegal en muchos países.

Setas medicinales. Algunas especies de setas se han utilizado como medicina desde hace miles de años, sobre todo en China y Japón. Algunos de los efectos inmune-estimulantes y anti-cancerígenos de especies tradicionales como el Ganoderma lucidum y Trametes versicolor han sido demostrados científicamente. El consumo regular de setas ostra ha demostrado que reduce el colesterol.


libro-bio1¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos. ¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!