Relaciones depredador-presa en la sabana africana

sabana africanaDatos de la sabana africana

  • La compleja relación depredador-presa mantiene el delicado equilibrio del siempre cambiante ecosistema de la sabana africana.
  • Las praderas onduladas de la sabana africana están sujetas a un clima cálido durante todo el año que fluctúa entre las estaciones húmedas y secas.
  • La sabana africana es el hogar de la mayor diversidad de mamíferos con pezuñas en el mundo.

¿Qué es la sabana africana?

La sabana africana es un vasto y extenso ecosistema de pastizales que se caracteriza por tener pequeños árboles fuertes y arbustos escasamente dispersos por todo el paisaje. Estos impresionantes pastizales se extienden por más de 25 países diferentes, entre ellos Kenya, Tanzania y Botswana. La sabana africana es el hogar de una rica variedad de especies, tiene lo que se conoce como un clima tropical húmedo-seco, disfrutando de temperaturas cálidas durante todo el año pero con estaciones húmedas y secas bien definidas.

El pequeño patrón de esparcimiento de los árboles característico del ecosistema de la sabana permite que suficiente agua y luz lleguen a la tierra para que la vegetación pueda florecer. Estas plantas son la base de una compleja cadena alimentaria, sustentando a toda una serie de especies de termitas, tortugas, antílopes y elefantes.

Depredadores y presas de la sabana africana. La sabana africana es el hogar de una comunidad diversa de especies que interactúan formando un ecosistema complejo y cambiante. Redes alimentarias múltiples se componen de carnívoros, herbívoros, productores, carroñeros y descomponedores que mantienen el ecosistema de la sabana sano y equilibrado. La sabana de pastizales se caracteriza por tener arbustos resistentes a la sequía y pastos como la acacia, árboles baobab y depredadores carnívoros como leones, guepardos y leopardos.

Con la mayor diversidad de mamíferos con pezuñas del mundo, la sabana africana acoge a una multitud de herbívoros conocidos y fascinantes como la cebra, el rinoceronte negro, el gran kudú y varias subespecies de jirafas, dos de las cuales están en peligro de extinción. Todas las especies de la sabana llenan un nicho particular dentro de su ecosistema. Por ejemplo, el pájaro secretario se alimenta de insectos, pequeños mamíferos y serpientes, mientras que los buitres y las hienas se comen la carroña dejada por sus grandes enemigos depredadores y el drongo de cola ahorquillada se alimenta de los insectos quemados en los pastos por los incendios.

Las termitas son descomponedores importantes, resquebrajan las plantas muertas y la materia animal para liberar los nutrientes tan necesarios para el ecosistema. Las pisadas de los elefantes en los árboles y la hierba también son beneficiosas ya que estimula el crecimiento de otras hierbas que desempeñan un papel esencial en la dieta de los herbívoros más pequeños.

Todos los seres vivos dependen unos de otros para sobrevivir, modifican el tamaño de la población de una especie que tiene el potencial de afectar a todas las demás que comparten el ecosistema.

Amenazas y conservación de la sabana africana. La sabana africana está cada vez más amenazada por el sobre pastoreo. A menudo es utilizada como zona de pastoreo para el ganado doméstico, transformando los pastizales en desiertos y como consecuencia, las hierbas mueren quedando menos alimento disponible para las otras especies silvestres de la sabana. Esta desertificación amenaza cada vez más a los herbívoros. La reducción de lugares de pastoreo para especies como el impala, ñu azul, antílope, kudú y muchas más afecta todo el equilibrio del ecosistema.

Muchas especies de la sabana africana están en riesgo por la pérdida de hábitat a medida que más y más terrenos son convertidos en tierras de cultivos agrícolas. Los elefantes son cazados por sus colmillos y los rinocerontes por sus cuernos, ambas especies se encuentran extremadamente vulnerables a la disminución de sus poblaciones por los mercados de la medicina tradicional, joyería y baratijas utilizadas en la decoración. Otras especies de la sabana como la jirafa y el hirola, también están en riesgo por la caza furtiva, más a menudo por su carne o sus cuernos. Una amenaza adicional es presentada por los frecuentes incendios artificiales y a menudo incontrolables que se extienden rápidamente a través de la sabana africana destruyendo grandes áreas a la vez.

¿Por qué nuestro equipo de superhéroes de la ciencia SALVAJE está interesado en identificar la relación depredador-presa en la sabana africana?

Todos los seres vivos dependen unos de otros para sobrevivir y la relación que existe entre los depredadores y sus presas son un buen ejemplo de cuán estrechamente están todos vinculados. El cambio en el tamaño de la población de una especie puede afectar drásticamente a la de otro. Esto, a su vez, tiene el potencial de afectar a todas las otras especies dentro de un ecosistema en particular, ya sea positiva o negativamente, cambiando el delicado equilibrio de las especies.

El papel que juegan los depredadores en su entorno realmente ayuda a crear y mantener una mayor diversidad dentro de un ecosistema, regulando la abundancia y distribución de las especies de presa, proporcionando fuentes de alimentos vitales para los carroñeros, eliminando los individuos enfermos, heridos y débiles de las poblaciones de presas.


Si el número de depredadores de repente cae, las poblaciones de especies de presa ya no pueden mantenerse bajo control, dando lugar a un aumento rápido y repentino de sus miembros. En la sabana africana, estas presas son generalmente grandes herbívoros, los que podrían potencialmente destruir vastas praderas de vegetación del paisaje si sus números crecen significativamente.

Alternativamente, si el número de depredadores de un ecosistema aumenta repentinamente, podría conducir a una disminución dramática en el número de presas ya que se necesita una mayor cantidad para apoyar la creciente población de depredadores. A medida que las presas son eliminadas del medio ambiente a un ritmo más rápido que el que necesitan para reemplazar a los individuos, la población en última instancia, podría desaparecer completamente.

¿Por qué los científicos estudian la dinámica depredador-presa?

Los científicos estudian las complicadas relaciones entre los depredadores y sus presas para comprender mejor lo que podría causar que las poblaciones de las diferentes especies cambien con el tiempo y cómo esto podría suceder. Esta rama de la ciencia se conoce como “dinámica de la población”. Los científicos también realizan tareas tales como la estimación del tamaño de la población de los depredadores y sus presas como parte de los importantes trabajos de conservación. Una estimación precisa de los tamaños de las poblaciones de diversas especies dentro de un ecosistema es una herramienta vital para los científicos en la planificación de la conservación y la gestión eficaz de las especies en peligro de extinción y sus hábitats.

libro-bio1¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos. ¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!