Moluscos

Mollusca, una palabra de raíz latina y que significa “suave”, lo que podría parecer extraño para un descriptor de estos animales si estás familiarizado con la mayoría moluscos en un ambiente culinario, por la colección de conchas, o en un contexto decorativo. En muchos de nuestros moluscos más familiares, el cascarón duro es ampliamente considerado, pues es la parte más interesante y valiosa, o la principal barrera entre tú y tu comida.

Si te ves inclinado a estar de acuerdo con la anterior, entonces ves a los moluscos en forma de caracol o almejas. De cualquier manera, usted tiene un punto válido, pero dejas de lado a varios grupos importantes de moluscos. Además de los bivalvos y caracoles que te vienen inmediatamente a la mente, considere el pulpo y el calamar, cuyas muy reducidas “conchas” son completamente internas. Y no nos olvidemos de las babosas. Existen varias ramas dentro de la Gastropoda con conchas reducidas, apenas perceptibles, muy parecidas a los cefalópodos, y otros cuyas conchas se han perdido por completo.

molusco

Luego están los aplacophorans, que nunca en toda su evolución poseyeron una concha. Si vamos a definir los moluscos con rasgos ampliamente compartidos entre los grupos más importantes, debemos confiar en gran medida en las características de su tejido blando.

Los órganos vitales: reducir, reutilizar, reciclar. Los moluscos son muy eficientes en el uso de las partes de su cuerpo. Nunca se conforman con una función cuando un órgano puede servirle a dos propósitos o hasta seis a la vez. Un buen ejemplo de esto es el manto, la proyección membranosa de la pared del cuerpo del molusco. El manto encierra y protege los órganos internos del animal, dejando lugar para un espacio abierto interno llamado cavidad del manto. La cavidad está posicionada de manera diferente, en los distintos grupos de moluscos y se llena de aire o de agua (lo que esté en el entorno exterior del animal). Puede servir como espacio para el intercambio de dióxido de carbono por oxígeno en el aire o agua (respiración, en cualquiera de los casos), una cámara a través de la cual bombea el agua y filtra las partículas de comida, una zona de toma de muestras para sus órganos sensoriales, un umbral por el que vuelca los desechos, o un lugar seguro para guardar los huevos mientras maduran.

La mayoría de los grupos de moluscos comparten una estructura que no es ni suave ni, aparentemente  de usos múltiples: la rádula, un aparato de alimentación; todos los grupos, excepto los bivalvos y algunos aplacophorans tienen uno. Aunque la estructura es compartida por muchas especies, su forma y características varían ampliamente de acuerdo con la dieta del propietario, y puede ser una característica importante en su clasificación.

Maestros del moco. Si usted está familiarizado con los moluscos terrestres, eres consciente de la importancia del moco para estos animales. En los moluscos que se mueven por deslizamiento a lo largo de su pie muscular, el moco lubricante es una parte importante de este proceso. El moco locomotor puede tomar hasta un 23% del presupuesto de energía de algunos caracoles. En la evolución de los moluscos sin conchas, una fase temprana de la concha probablemente implicó un recubrimiento de mucosidad protectora, que finalmente, y endurecido con carbonato de calcio, se convirtió en una cutícula rígida antes de convertirse en las familiares conchas de los moluscos modernos. La función más amplia del moco en los moluscos es para la digestión. Las hebras de moco que se originan en la boca transportan las partículas de alimentos a través del tracto digestivo hasta el ano. En el plan estándar del cuerpo, todo esto es interno, pero algunas especies marinas salen a pescar con sus hebras mucosas, echándolos en el agua y tragándoselas una vez que han atrapado suficientes partículas de alimentos.


Una cubierta exterior dura ha sido un activo invaluable para muchos moluscos, algunos linajes existentes deben su supervivencia a esta función. Las conchas de los moluscos incluso han influido en la evolución y el destino de los no moluscos, los cangrejos ermitaños pueden ser el mejor ejemplo. Así que a pesar del hecho de que las conchas no sean un requisito para ser molusco, estas siguen siendo dignas de estudio.

Las conchas de los moluscos están compuestos por quitina (el principal componente del caparazón de los crustáceos) y proteínas, reforzadas con carbonato de calcio. Este mineral se produce naturalmente con un par de estructuras cristalinas diferentes, aragonita y calcita.

La amplia gama de formas y tamaños de los moluscos pueden ayudar a explicar cómo se han convertido en un éxito a nivel mundial. Existen cerca de 100 000 especies conocidas de moluscos y es probable que sea una subestimación del número total teniendo en cuenta que ya hemos encontrado a muchos moluscos en hábitats remotos, como el mar profundo. Hay moluscos que se arrastran a través de la hojarasca y otros que escalar en los árboles, aferrándose a las rocas en lagos , ríos y en las costas, y deslizándose a lo largo o en madrigueras bajo el fondo del mar, en profundidad y latitud, hay moluscos alados surcando las aguas iluminadas por el sol, moluscos gigantes luchando con cachalotes en las profundidades abisales, y un sinfín de pequeños moluscos que viven intersticiales entre los granos de arena y que apenas hemos empezado a catalogar.


libro-bio1¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos. ¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!