¿Qué es un bioma?

Un bioma es un área geográfica, muy grande en tamaño. Cada una de estas áreas posee algunos grupos de animales y plantas que son capaces de permanecer allí debido a su capacidad de adaptarse en ese tipo de entorno en particular. Los cambios en una región, como el clima y la distribución geográfica,  diferencian a los biomas del mundo.

Enconarás biomas que se ajustan a la clasificación de praderas, tundras, bosques y desiertos. Estos son todos biomas terrestres, sin embargo, también existen numerosas áreas geográficas que contienen biomas de ambientes acuáticos. Resulta interesante explorar los diferentes ecosistemas que se encuentran dentro de un bioma, pues todos ellos son dependientes entre sí de diversas maneras.

Para aprender más sobre los diferentes biomas vea: Tipos de biomas .

bioma

A medida que se producen cambios en relación con el clima o el medio ambiente de un bioma, las plantas y los animales que viven dentro de este, pueden resultar amenazadas. Muchos de estos organismos son capaces de adaptarse a los cambios, de modo que pueden seguir sobreviviendo, desafortunadamente, no todos son siempre capaces de adaptarse y mueren.

Es increíble explorar la forma en que estos biomas afectan todo en el medio ambiente, cuando existen demasiados, de cualquier planta o animal, estos pueden llegar a luchar por su supervivencia. De lo contrario, si hay demasiado poco de cualquier planta o animal, entonces los que dependen de estos como alimentos, pueden tener dificultades para sobrevivir. El círculo de la vida, parte de cualquier bioma es muy complejo, y lo que afecta a un ser vivo dentro de este, afectará a todos los demás en algún nivel.

Es por eso que resulta tan importante aprender acerca de los biomas, y cómo las acciones humanas pueden alterar el equilibrio natural de las cosas, pues le puede ayudar a tomar decisiones importantes. Son muchas las criaturas que viven en un bioma, y de la mayor parte de ellas tenemos muy poco conocimiento. Sin embargo, son tan importantes como las que conocemos bien, algunos de estos seres vivos son grandes, y otros son extremadamente pequeños, sin embargo, son extremadamente dependientes el uno del otro.

Son  muchas las cuestiones que entran en juego para que un bioma a sea reconocido como tal en un entorno determinado. El clima de la ubicación debe ser evaluado, pues no debe haber demasiadas variables que afecten al clima.

La distribución geográfica de un área en particular afectará a los biomas que la componen. Resulta importante descubrir el tipo de adaptaciones que una planta o animal posee a fin de continuar prosperando en un bioma dado a pesar de los diversos cambios que se producen allí.

Es muy importante entender que son estas adaptaciones, pues no solo se refieren a los cambios físicos, se incluyen también los cambios en sus comportamientos. Estos comportamientos también son indicadores claves de cómo un ser vivo es capaz de adaptarse.

Las plantas y los animales son dos entidades diferentes, es importante dividirlos y explorar cada uno de ellos. Estos constituyen a los diferentes biomas y deben trabajar juntos para sobrevivir. Las plantas a menudo dependen de los animales para la polinización y la dispersión de semillas, los animales a menudo dependen de las plantas como fuente de alimento.

Muchas personas no ven la importancia vital que las plantas desempeñan en nuestra sociedad. Sin las plantas, la vida animal en la Tierra moriría. Las plantas, por otro lado, serían capaces de sobrevivir sin las formas de vida animal, pues tienen la capacidad única de producir su propia comida. Incluso los animales que no se alimentan de plantas dependen de ellas de alguna forma para alimentarse.

Uno de los elementos esenciales y todas las formas de vida animal necesitan es el oxígeno, y este proviene de la vida vegetal también, las plantas necesitan el dióxido de carbono que exhalan los animales. Este intercambio resulta un aspecto clave de cómo las formas de vida vegetal y animal son altamente dependientes entre sí. Para que el equilibrio natural de oxígeno, dióxido de carbono y agua exista, todas las plantas y animales deben tener un lugar, muy importante, en la Tierra.

bioma2Miles de especies. Puede que te sorprenda saber que existen más de 260.000 tipos diferentes de plantas. Se distribuyen en varios biomas, dependiendo de donde se encuentren, la temperatura que necesitan para sobrevivir, y variedad de otros factores.

Los animales constituyen el otro lado de la balanza dentro de estos biomas. Todos los animales son; o vertebrados o invertebrados. Algunos son sólo organismos celulares, y otros son grandes animales que viven en la tierra o el agua. Desde los pequeños insectos, hasta llegar a los animales más grandes, son muy importantes para sus biomas, y cada uno tiene un detallado papel que jugar.

Se cree que existen aproximadamente 10 millones de especies diferentes de animales en el mundo. Cada uno tiene distintos hábitat en los que viven, algunos de ellos abarcan las cordilleras, otros se distribuyen en los llanos, o nadan en los océanos y ríos, también existen aquellos capaces de vivir en tan sólo unas pocas gotas de agua.

Factores importantes. Dos factores importantes determinan los animales y las plantas que vivirán en cualquier bioma, estos son la temperatura y la cantidad de precipitaciones. La competencia también debe ser considerada, a veces, los animales no pueden vivir en un lugar determinado porque hay otros animales que se lo impiden, otras veces es debido a la falta de fuentes de alimento en un bioma dado.

El clima juega un papel importante en los biomas también, tanto para las plantas como los animales. Por ello, algunas zonas se distinguen como desiertos, mientras que otros son selvas tropicales. El clima tiene todo el control sobre lo que va a vivir y crecer en cualquier bioma. El clima también puede cambiar en función de la rotación de la Tierra, es por eso que algunas áreas poseen estaciones lluviosas y en otros períodos del año son calurosos y secos.

Los cambios ambientales que pueden ocurrir alteran el equilibrio de las cosas en un bioma. Muchos de ellos son elementos naturales de los que no tenemos control, por ejemplo, cuando los azota un huracán, una inundación pasa por un área o cuando se produce un incendio en el bosque. Lo que no es normalmente conocido es  que este tipo de eventos también puede alterar el clima en zonas de todo el mundo, a pesar de que estas no se hayan visto afectadas directamente por el evento natural.

Share via email