Pez ballesta

Existen 40 especies de peces ballestas, y todos poseen vivos y espectaculares colores. Son peces atractivos y, a menudo reciben la atención de las personas buceando o en un ambiente de acuario.

Descripción. El cuerpo de la ballesta es interesante de observar, son de forma ovalada y tienen una configuración de cuerpo comprimido. Posee los colores azul, amarillo, blanco, negro y gris, con diseños detallados que incluyen líneas y manchas. Estos esquemas de color le permiten mezclarse bien con su hábitat.

Su tamaño varía según la ubicación, pero pueden medir hasta 3 pies de largo. Uno de los elementos particulares de este pez son sus ojos, ubicados muy atrás en la cabeza y se pueden mover cada uno de forma independiente del otro. Tienen varias aletas dorsales espinosas y cuando sienten peligro a su alrededor, uno de ellas se mueve, como un gatillo (de donde viene su nombre).

pez ballesta

Distribución. Viven en agua salada, por lo que se encuentran en los océanos de todo el mundo, sin embargo prefieren las zonas tropicales y subtropicales, con temperaturas más cálidas. El mayor número de estos peces se encuentran en las aguas del Indo-Pacífico. Tienden a permanecer cerca de las aguas poco profundas, y a lo largo de los arrecifes de coral.

Comportamiento. Son peces agresivos, algo interesante para muchos investigadores. Los peces ballestas protegen agresivamente su entorno, y se enfrentarán entre sí con frecuencia dentro de sus propios grupos. Tienden a vivir solos, pero a menudo cazan y se alimentan en los mismos lugares, por lo que son vistos como un grupo.

Es común que los buzos sean mordidos por el pez ballesta, porque son muy territoriales. Sin embargo, una picadura no será dolorosa o peligrosa para la vida.

Cuando un pez ballesta siente que está en peligro, su cuerpo mueve una de sus aletas dorsales, como un disparador.

Alimentación. Las mandíbulas de la ballesta son muy potentes y tienen pequeños dientes que le permiten consumir sus alimentos rápidamente. Son alimentadores del fondo marino, comen cangrejos, gusanos, y otros crustáceos, como moluscos que se encuentran en fondo del suelo marino.

Utilizan sus aletas para remover los escombros en su camino, también disparan agua fuera de la boca en un esfuerzo e eliminar la arena, luego pueden excavar por debajo de los restos para llegar a sus fuentes de alimentación. Pueden consumir grandes cantidades de comida al día, y pasar muchas horas en busca de alimentos.

Reproducción. Durante el período de desove, las hembras ponen un gran número de huevos, en lugares seguros del agua, y los machos vienen luego para fertilizarlos con esperma. Tienen una tasa de mortalidad muy alta, y sólo una fracción de los huevos eclosionarán. Incluso entonces no estarán seguros, ya que serán fuentes de alimentos para peces más grandes. A medida que se hacen más grandes en tamaño, el riesgo de ser depredados disminuye.

Share via email