Jacarandá brasileño

Descripción. Una de las maderas más apreciadas en Brasil, la madera del jacarandá brasileño (Dalbergia nigra) ha sido empleada desde la época colonial para construir muebles de alta calidad e instrumentos musicales. La madera de esta especie es particularmente valiosa, ya que no sólo es extremadamente fuerte, sino también muy resistente al ataque de insectos. Las ramas del palo de rosa brasileño son oscuras, redondeadas y crecen en un patrón de zig-zag. Las hojas tienen de 12 a 18 folíolos alternos y las flores son de color violeta. Se conoce además con los nombres de caviuna y obuina. Puede alcanzar una altura de hasta 25 m.

Reino: Plantas
Tracheophyta Phylum
Clasificación: Magnoliopsida
Orden: Fabales
Familia: Leguminosae
Género: Dalbergia


Biología. Muy poco se sabe acerca de la ecología y reproducción del jacarandá brasileño, pero se sabe que tiene un corto periodo de floración, entre noviembre y diciembre, así como un largo período de fructificación entre enero y septiembre. Las flores son polinizadas por las abejas y las semillas son dispersadas por el viento. La germinación se determina por la temperatura, con una temperatura óptima de 30,5 grados centígrados, aunque las semillas pueden germinar a cualquier temperatura entre 10 y 45 grados centígrados.

jacaranda de brasil

Distribución. Crece sólo en los bosques de la costa atlántica de Brasil, las poblaciones del jacarandá brasileño se encuentran dispersas entre el sur de Bahía y Minas Gerais, con las concentraciones más altas ubicadas en suelos ricos desde el sur de Bahía hasta el norte de Espírito Santo.

Hábitat. El jacarandá brasileño crece en los bosques húmedos en suelos ricos, especialmente cuando el suelo se compone de arcilla y limo con buen drenaje. Crece en una amplia gama de condiciones climáticas que incluye tierras bajas tropicales y selvas.
Crece como un árbol de tamaño mediano en bosques semideciduos tropicales en Minas Gerais, pero tiende a ser mayor en otras partes. En la actualidad es poco frecuente en los bosques no perturbados y se cultiva a menudo en estaciones experimentales, parques y zonas urbanas, ya sea como un árbol ornamental o por su valor económico.

Estado. El jacarandá brasileño está clasificado como Vulnerable (VU) en la Lista Roja de la UICN y figura en el Apéndice I de CITES.

Amenazas. Este árbol ha sido explotado para la construcción de muebles de alta calidad y de instrumentos musicales, ahora es considerado como uno de los árboles más valiosos en Brasil, por su madera, aceites y resinas. Sin embargo, las tasas anteriores de deforestación han sido muy altas y ya es muy difícil encontrar árboles con troncos gruesos. Las poblaciones están ahora también muy fragmentadas, las tasas de regeneración entre las poblaciones existentes son pobres, posiblemente debido a que las semillas de los pocos árboles que quedan están muy depredados por los roedores. La sobreexplotación también ha reducido la diversidad genética del jacarandá brasileño, con poblaciones en áreas de alta perturbación humana, que provocan una baja variación genética.

Conservación. Como resultado de sus poblaciones gravemente mermadas y disminuidas, en 1992, el jacarandá brasileño se convirtió en la primera especie de árbol enumerada en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES), prohibiendo todo comercio internacional con productos de esta especie.
Otras medidas de conservación recomendadas incluyen una mayor protección de los remanentes de bosques de alta diversidad genética, como los del noreste de Minas Gerais. En la actualidad existen algunos cultivos a pequeña escala de esta especie, pero dichas plantaciones también necesitan ser conservadas con éxito.


libro-bio1¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos. ¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!