Corales de fuego (Milleporaspp.)

coral de fuegoLos corales de fuego deben su nombre común a las picaduras dolorosas que infligen a los buceadores. Se han descrito alrededor de 50 especies de coral de fuego que expresan una variedad de formas de crecimiento. Las formas de crecimiento se extienden de colonias compuestas por ramas como de árboles, colonias sólidas que son típicamente en forma de cúpula o colonias que se adhieren estrechamente al substrato. Estos corales constructores de arrecifes (hermatípicos) pueden ser de color verde, crema o amarillo y las especies con ramas tienen núcleos huecos que contienen oxígeno y pueden romperse fácilmente. Otras especies forman colonias gruesas y robustas capaces de soportar la acción de las olas más fuertes.

Biología. Los corales de fuego son hidrozoos y por lo tanto tienen diferentes tipos de pólipos con diferentes funciones. Los pólipos de hidrozoos tienen un tamaño casi microscópico y en su mayoría están incrustados en el esqueleto y conectados por una red de canales diminutos. Todo lo que es visible en la superficie lisa son poros de dos tamaños: los gastropores y los dactylopores. De hecho, Millepora significa “muchos poros”. Los dactylopores tienen pelos finos largos que sobresalen del esqueleto. Los pelos poseen grupos de células urticantes (nematocistos) que causan las picaduras en la piel humana. Estos pelos capturan las presas que se envuelven luego por gastrozoides o pólipos de alimentación situados dentro de los gastropores. Además de capturar presas, los corales de fuego obtienen los nutrientes a través de su relación simbiótica especial con algas conocidas como zooxantelas. Las zooxantelas viven dentro de los tejidos del coral y proporcionan a este los alimentos que se producen a través de la fotosíntesis y por lo tanto requieren la luz solar. A cambio, el coral proporciona a las algas protección y el acceso a la luz. La reproducción de los corales de fuego es más compleja que la de otros corales constructores de arrecifes. Los pólipos se reproducen asexualmente, en un proceso similar a las medusas, los fluidos se liberan en el agua a partir de estructuras  especiales en forma de copa conocidas como ampollas. Al igual que las medusas contienen órganos reproductores que liberan los huevos y esperma en el agua. Los huevos fertilizados se transforman en larvas que nadan libremente hasta que finalmente se asientan en el sustrato y forman nuevas colonias. Los corales de fuego también pueden reproducirse asexualmente por fragmentación.


Rango. Se encuentra en los océanos Índico, Pacífico y Atlántico.

Hábitat. Los corales de fuego forman extensos afloramientos en las partes salientes del arrecife donde las corrientes de marea son fuertes. Son abundantes en las laderas superiores del arrecife y en lagunas, se encuentran a profundidades de hasta 40 metros.

Estado. Están incluidos en el Apéndice II de CITES.

Amenazas. Los corales de fuego enfrentan las muchas amenazas que están afectando a los arrecifes de coral de todo el mundo. Se estima que el 20 por ciento de los arrecifes de coral del mundo ya han sido destruidos con eficacia y no muestran perspectivas inmediatas de recuperación, el 24 por ciento de los arrecifes del mundo están en riesgo inminente de colapso debido a la presión humana. Estos impactos humanos son producto de deficientes prácticas de manejo de la tierra que están liberando más sedimentos, nutrientes y contaminantes en los océanos y haciendo daños irreparables en el frágil ecosistema del arrecife. La pesca excesiva tiene efectos “en cadena” que se traducen en el aumento de macro-algas que pueden dejar fuera de competencia y sofocar los corales así como la pesca usando métodos destructivos que destrozan físicamente el arrecife. Una amenaza potencial adicional es el aumento de los eventos de blanqueamiento de coral como resultado del cambio climático global.

La mayoría de las especies de corales de fuego tienen esqueletos frágiles que pueden romperse fácilmente, por ejemplo, durante las tormentas o por los buceadores. Los buzos pueden romper con facilidad las ramas de los corales de fuego cuando bucean por placer o cuando capturan peces para el comercio de acuarios. Por ejemplo, la damisela cola amarilla tiende a vivir cerca de las colonias de coral de fuego y esconderse en sus ramas cuando se siente amenazada. En Brasil, las colonias de coral de fuego son dañados extensamente por la captura de la damisela cola amarilla ya que los corales son a menudo destruidos deliberadamente y los peces que se esconden entre las ramas son ” introducidos” en las bolsas de plástico que luego se venden a los acuarios.

Conservación. Los corales de fuego se encuentran enumerados en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES), lo que significa que el comercio de estas especies debe ser regulado cuidadosamente. Indonesia y Fiji tienen sistemas de cuotas para el comercio de corales supervisado por CITES. La finalidad de las cuotas es para asegurar que las cosechas se mantengan a un nivel sostenible pero en realidad son difíciles de establecer en el nivel adecuado debido a la falta de conocimiento sobre la biología del coral. Los corales de fuego forman parte de la comunidad marina en muchas áreas protegidas (AMP) que ofrecen a los arrecifes de coral un grado de protección y hay muchas organizaciones no gubernamentales en estas zonas trabajando para asegurar la persistencia de estos ecosistemas únicos y fascinantes.


libro-bio1¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos. ¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!