Búbalo o Búfalo de agua

El búfalo de agua es un animal que sin duda alguna llama la atención debido a su tamaño impresionante. Puede medir hasta 6 pies de altura y pesar hasta 2, 650 libras. Su tamaño total varía de la ubicación en que se encuentre. Los machos son un 25% más grande que las hembras.

El búfalo de agua ha sido un activo valioso para la sociedad durante millones de años, se cree que los primeros hombres se alimentaron con su carne, se protegieron y refugiaron con su piel y fabricaron herramientas rudimentarias de trabajo con diversas partes de su cuerpo. Por tales razones existen muchas culturas indígenas que sienten gran respeto por este animal y sus contribuciones.


Descripción. Los cuernos en forma de curva hacia atrás son la característica más reconocida del búfalo de agua. Muchas personas piensan que sólo están presentes en los machos, pero las hembras también los tienen, aunque en menor tamaño. Su pelaje es de color gris oscuro o negro y a pesar de  ser animales muy grandes, son capaces de moverse muy bien.

bufalo de agua

Distribución. Asia fue el hogar original del búfalo de agua, sin embargo en otras zonas como Australia ha podido desarrollarse exitosamente. Vive en las regiones cálidas que les ofrezcan abundante agua y barro, generalmente en regiones tropicales y subtropicales. También vive en América del Sur, el sur de Europa y norte de África. Debido a la pérdida de su hábitat actualmente se encuentra principalmente en las reservas, y no en el medio silvestre.

Comportamiento. Los búfalos de agua viven en grandes grupos llamados manadas. Los machos tienden a aventurarse fuera de este grupo cuando son adultos. La manada se compone mayormente de las hembras y sus crías. Suelen comunicarse entre sí utilizando bajos gruñidos y llamadas. Al parecer existe una jerarquía entre los rebaños, donde una hembra dominante decide cuando se mueve el rebaño.
Estos animales pasan mucho tiempo en busca de lodo para rodar y refrescarse en él. Tienen cascos diseñados para evitar que se deslicen en el barro y puedan escapar de manera rápida en caso de ser necesario.

Alimentación. Son herbívoros, consumen una variedad de hierbas y plantas mediante el pastoreo. También comen algunos tipos de plantas que crecen en las zonas poco profundas del agua. No se hospedan ni comen en un solo lugar por mucho tiempo. El movimiento de la manada ayuda a asegurar que la tierra será capaz de generar nuevos alimentos.

Reproducción. Durante la temporada de lluvias es cuando se produce el apareamiento de los búfalos de agua, pues es la época de más comida. Los machos se aproximan alrededor de las manadas de hembras adultas y pueden ser muy agresivos entre sí con el fin de ganarse la pareja adecuada. Después del apareamiento, el macho busca otra hembra que también pueda aparearse. La hembra dará a luz después de unos 9 u 11 meses, por lo general sólo nace una única cría, pudiendo ser dos en alguna ocasión.
Las hembras jóvenes pasan toda su vida con su manada, en cambio los machos abandonan la manada cuando están cerca de los 3 años de edad. El promedio de vida del búfalo de agua en la naturaleza es de 25 años.

Conservación. El número de búfalos de agua continúa disminuyendo debido a la pérdida de hábitat. Hoy en día prosperan en diversas áreas de conservación donde sus necesidades pueden ser satisfechas. Aún así, sus poblaciones son escasas. Dado que las hembras sólo dan a luz cada dos años y no se aparean bajo estrés, conseguir que dicha población aumente se hace muy difícil.