Azobe

Descripción. El nombre alternativo para este gran árbol de bosque, “palo de hierro”, se refiere a la naturaleza pesada y fuerte de su valiosa madera. El tronco de este árbol es generalmente recto, sin contrafuertes, en ocasiones presenta una base hinchada y por lo general libre de ramas hasta aproximadamente los 30 metros de altura. La corteza es generalmente de color marrón rojizo, con hasta dos centímetros de espesor y tiene un color amarillo brillante debajo de esta capa. Los árboles jóvenes de menos de cuatro metros de altura, tienen una corteza gris verdosa, que se vuelve de color rosa o marrón claro a medida que el árbol madura. Las hojas del azobe son de hasta 25 centímetros de largo, fuertes, muy estrechas y alargadas, con una punta redondeada o ligeramente dentada, y tienden a aparecer en grupos en los extremos de las ramas. Su tamaño total puede ser de hasta 60 m y el diámetro de su tronco de hasta 1,5m.

Reino: Plantas
Tracheophyta Phylum
Clasificación: Magnoliopsida
Orden: Theales
Familia: Ochnaceae
Género: Lophira


azobe

Biología. El azobe arroja todas sus hojas durante el corto período de una a dos semanas, por lo general en diciembre y el nuevo crecimiento de las hojas jóvenes de color rojo brillante, que ocurre a menudo de forma simultánea en todos los árboles azobe de un área determinada, puede adornar  la copa con el maravilloso contraste de colores. Las flores son de color blanco, bastante grandes, de fuerte olor y se agrupadas en inflorescencias ramificadas. La floración ocurre en árboles adultos con troncos de más de 50 centímetros de diámetro y tiene lugar desde el momento en que aparecen las hojas nuevas. El azobe es monoico, lo que significa que las flores masculinas y femeninas se encuentran en el mismo árbol, siendo polinizadas por los insectos. La fructificación se produce entre enero y marzo, los frutos maduran alrededor de marzo a abril, aunque no siempre aparecen cada año. Los frutos, que son dispersados por el viento, contienen una sola semilla rica en aceite, dentro de una cápsula cónica. Son de color marrón cuando maduran y están rodeados por dos “alas” membranosas de tamaño desigual, una con hasta 6 centímetros de largo y la otra dos veces ese tamaño, hasta 12 centímetros. Aunque el azobe necesita pleno sol para crecer, las plántulas pueden persistir durante algún tiempo en el bosque sombreado y reanudar el crecimiento, siempre y cuando se reciba nuevamente la luz del sol.

Distribución. Se encuentra en el oeste y centro de África, desde Sierra Leona hasta Ghana y en Nigeria, Camerún, Congo, República Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial, Gabón, Sudán y Uganda.

Hábitat. Habita en los bosques húmedos de hoja perenne, bosques húmedos caducifolios, bosques de pantano de agua dulce y bosques de galería. Esta es una especie pionera, capaz de colonizar áreas abiertas y perturbadas, tales como bordes de los bosques, claros, lados de las carreteras y ríos, e incluso sabanas y áreas de cultivo abandonadas. Se adapta a una gran gama de tipos de suelo y prefiere terrenos bastante planos, generalmente en alturas inferiores a los 800 metros.

Estado. Clasificada como Vulnerable (VU) en la Lista Roja de la UICN.

Amenazas. Aunque es común y se encuentra generalizado en Camerún, donde se regenera bien, el azobe está amenazado en otras partes de su área de distribución como resultado de la destrucción a gran escala de los bosques y la sobreexplotación por su madera, muy popular para trabajos pesados de construcción, obras portuarias y de ferrocarril. La especie también se usa localmente en la medicina tradicional, para el tratamiento de dolor de espalda, dolor de muelas, problemas respiratorios y de estómago, y como un tratamiento para la fiebre amarilla. Las hojas se pueden utilizar para ayudar en el control de las termitas y de las semillas se extrae un aceite comestible  y sin olor que se usa como alimento y para hacer ungüentos y jabones. Esta intensa explotación, junto con la baja tasa de crecimiento del azobe y su mala regeneración, cuando las condiciones no son óptimas, está contribuyendo a una disminución de la población en la mayor parte de su área de distribución.

Conservación. El azobe está protegido por la ley en Costa de Marfil y por la creación de áreas protegidas en algunas partes de su área de distribución, como en el Parque Nacional Odzala en el Congo. Sin embargo, una mejor protección y gestión de las reservas forestales existentes, junto a un intenso trabajo de regeneración, son consideradas como medidas esenciales de conservación para proteger a este árbol tan utilizado.


libro-bio1¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos. ¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!