Árbol de castaña

Descripción. Esta es una especie particularmente distintiva debido a su altura imponente y la importancia económica que representa para la Amazonía. Sus valiosas semillas se cosechan y el aceite que se extrae es utilizado en una amplia variedad de productos. El árbol de castaña de Brasil es posiblemente el producto forestal no maderable más importante, además del árbol de caucho.

Las semillas del árbol de castaña son largas y angulares, tienen una cáscara dura, delgada, un núcleo blanco, que es la parte comestible de la semilla, y una textura de nuez. Los frutos redondos, que suelen tener unos 10 centímetros de diámetro y un peso de hasta 2,2 kg, albergan entre 12 y 25 semillas. La capa externa de la fruta es dura y leñosa, dándole un aspecto fuertemente blindado. Las flores del árbol de castaña son zygomorphic, con pétalos de color amarillo-crema y cáliz verde pálido. Este árbol puede alcanzar la altura de 50m.

Reino: Plantas
Tracheophyta Phylum
Clasificación: Magnoliopsida
Orden: Lecythidales
Familia Lecythidaceae
Género: Bertholletia

arbol de castaña

Biología. El árbol de castaña de Brasil se desarrolla en grupos de árboles, que por lo general contienen entre 50 y 100 individuos, donde cada uno es capaz de producir alrededor de 60 a 100 frutas por estación. El árbol normalmente comienza la fructificación después de los 12 años de edad y los frutos demoran aproximadamente 15 meses en desarrollarse completamente, luego caen maduros al suelo durante la época de lluvias. Los frutos son indehiscentes, lo que significa que las cápsulas leñosas no se abren y dispersan las semillas cuando golpean el suelo del bosque. En su lugar, el árbol de castaña de Brasil se basa en el agutí, un roedor del género Dasyprocta, que rompe la pared exterior de la fruta y libera las semillas. Algunas de estas semillas son comidas por este animal, mientras que otras serán atesoradas y enterradas intactas, siendo capaces de germinar incluso después de 12 o 18 meses.
La floración ocurre generalmente durante la estación seca, con un pico entre los meses de octubre y diciembre. La polinización se este árbol se limita a un grupo específico de insectos, las abejas de cuerpo grande y algunos murciélagos, debido a la estructura inusual de la flor. Una campana arqueada se forma mediante varios estambres que no producen polen, creándose una cámara que encierra los órganos reproductivos. Sólo los murciélagos y los insectos que tienen el tamaño y la fuerza para levantar la campana, son capaces de ganar la entrada a la flor y obtener el néctar.

Distribución. El árbol de castaña es originario de América del Sur y naturalmente, se produce a lo largo de la selva tropical del Amazonas, en Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, Surinam y Venezuela.

Hábitat. El árbol de castaña crece en zonas no inundables, comúnmente conocidas como tierra firme, en las selvas tropicales de tierras bajas de la Amazonia.

Estado. Clasificada como Vulnerable (VU) en la Lista Roja de la UICN.

Amenazas. Las semillas del árbol de castaña son algunos de los productos forestales no maderables económicamente más valiosos producidos en la región amazónica. Durante mucho tiempo el fruto de este árbol ha sido cosechado en el medio silvestre, sin embargo, algunas investigaciones han indicado que los árboles jóvenes no se encuentran en poblaciones en las que las nueces han sido persistentemente cosechadas durante muchas generaciones, causando la preocupación de que el nivel actual de explotación no podrá ser sostenible.

Las evidencias también sugieren que las personas que participan en la cosecha de nueces de Brasil suelen participar en otras actividades que puedan afectar negativamente la diversidad biológica de los bosques, como la agricultura y quema, la extracción de madera, la caza y la minería. La deforestación, en particular, se cree que está teniendo un efecto cada vez más negativo sobre el árbol de castaña, generalmente como resultado de la preparación de terrenos para la agricultura.

Conservación. La conservación del árbol de castaña está probablemente basada en el desarrollo de la cosecha sostenible de los frutos secos, ya que se ha logrado poco éxito en el establecimiento de plantaciones fuera de la Amazonia. Organizaciones como la Asociación de Conservación del Amazonas están trabajando con los recolectores locales y servicios forestales en Perú para gestionar las concesiones de castaña como “áreas de conservación de gestión privada”, y en otros lugares, las pequeñas poblaciones del árbol de castaña están presentes en las áreas protegidas y reservas. Estas áreas manejadas previenen la deforestación futura y crean iniciativas sostenibles que protegen la biodiversidad del bosque, proporcionando a su vez un ingreso para la población local.

Share via email